Prosa azul de Iván Ferreyra.

miércoles, 19 de junio de 2013

La niña que amaba las hienas.


Tranquilamente podría llamarse Nadie. Ella solo quiere amor y que la abracen. Le gustan los juegos incómodos, los que divierten poco. La niña quiere rollers para huir del color rosa.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario